Reforma. Revestimientos fabricados de botellas PET: un enfoque proyectual a la nueva ley de gestión de residuos, responsabilidad extendida del productor y fomento al reciclaje.

Fecha

2019

Formato del documento

Tesis

ORCID Autor

Título de la revista

ISSN de la revista

Título del volumen

Editor

Universidad de Valparaíso

ISBN

ISSN

item.page.issne

item.page.doiurl

Departamento o Escuela

Escuela de Diseno

Determinador

Recolector

Especie

Nota general

Resumen

Todo ser vivo consume y contamina, por lo que todos dejamos un rastro en el medio ambiente, sin embargo, los humanos a medida que han ido creando civilizaciones y se han desarrollado a través del tiempo, han generado un rastro medioambiental que es nocivo, ya que no retribuimos a la naturaleza, por el contrario, muchos de nuestros residuos no vuelven a ser tierra, si no desechos que provocan grandes daños en al ecosistema. El desarrollo ha traído variados beneficios, ha mejorado la calidad de vida de las personas, ha mejorado la salud de la población y ha satisfecho todas sus necesidades, ya sean funcionales o psicosociales, sin embargo ha traído con ello consecuencias muy negativas, como la desigualdad económica y serias consecuencias medioambientales, como el calentamiento global, el cambio climático, la deforestación de nuestro bosques, la desertificación, la contaminación del aire y agua, de ríos y océanos y la densificación de las ciudades y por ello una gran acumulación de basura. Esto se debe principalmente a la aplicación de una economía capitalista que ha establecido un incremento de un consumismo exacerbado, que ha llevado a mutar las necesidades de las personas y se ha instaurado un sistema en donde las cosas se desechan por moda, el llamado úselo y tírelo. Junto a ello ha nacido una sociedad en donde todo se desecha y pasa a ser basura, este término se refiere a todo material que ya no sirve por lo que tiene que desaparecer de la vista de las personas. Como tal no es una clasificación que exista realmente, ya que la naturaleza no crea basura, ésta es generada por la irresponsabilidad de las personas y su falta de cultura y hábitos. Frente a esta problemática han surgido dos corrientes ecológicas que se plantean en relación a la forma de cómo reducir el impacto negativo que trae la acumulación de ella al medio ambiente, sin tener que disminuir el desarrollo. La primera es la denominada ecología conservacionista, la cual no es muy amiga del desarrollo ya que prioriza la conservación del medio ambiente y el fomenta el reciclaje. La segunda ecología es la ecoeficientista, la cual ve la basura como una mercancía ya sea para producir energía, nuevas tecnologías, o como materia prima. Los plásticos siempre han estado presentes en nuestro medio ambiente, en un comienzo solo eran de origen natural, provenientes de materias primas vegetales como por ejemplo la celulosa, celofán y el caucho. También se encuentran presentes en materias primas animales, como la caseína que es un compuesto que se encuentra en la leche animal. Durante muchos años se usaban estos materiales, pero debido su escasez y la gran relevancia que han tenido estos en el progreso de la civilización, es que han penetrado con fuerza en nuestra sociedad, por lo que se crearon polímeros sintéticos, para así facilitar nuestro modo de vida. Estos son creados a partir de petróleo, gas y carbón. Debido a que los polímeros se han vuelto cruciales para el desarrollo, es que existe una gran variedad de ellos que están presentes en el mercado y este es muy grande. Por eso es que en 1988 el Bottle Institute de la Society of the Plastics Industry creó un sistema de códigos que clasifica los plásticos por su composición, para su eventual reciclaje, en esa fecha ya se sabía cuáles eran los efectos negativos que tienen en el ecosistema. Hoy en día sigue la preocupación y es que se considera como uno de los materiales que tienen un mayor impacto para el medio ambiente. Desde los años 50, el plástico es el material favorito ante cualquier otro material, esto se debe a sus propiedades físicas, químicas y su bajo costo de producción. El problema es que la mayoría de los productos de plástico están diseñados para ser descartados después de solo un uso, y su degradación es muy lenta, esto ha provocado que más de la mitad de los desechos alrededor del mundo sean de este material. Según Leo Heileman “Cinco billones de bolsas de plástico se utilizan cada año y un millón de botellas de plástico son compradas cada minuto. Casi el 70% o más van al medio ambiente o a vertederos y más de 13 millones llegan al mar cada año” (Unidas O. d., 2018) El problema es que con el paso del tiempo los plásticos se dividen en pequeños fragmentos llamados microplásticos, estos son consumidos por animales marinos y/o terrestres y pueden entrar en la cadena alimenticia humana. Desde 1972 Las Naciones Unidas con aproximadamente 157 países están preocupados por el medio ambiente para ellos una de las constantes para combatir el problema es educar a la población para fomentar la reutilización, reciclaje, optimización energética, etc. Ven la educación ambiental como un eje integrador de conocimiento, la cual promueve la toma de conciencia y el desarrollo de valores medioambientales, donde el desarrollo tiene que ser amigable con el medio ambiente refiriéndonos así a términos como desarrollo sostenible, economía circular, eco diseño, etc. Es por ello que, si las personas ven una relación armónica entre hombre y naturaleza, en donde estos términos que no son más que conceptos pasan a ser una acción, entonces las personas ven sus resultados y estos les ayudan a mejorar su calidad de vida, aumenta la factibilidad de adquirir nuevos hábitos con respecto a la formación de una cultura de reciclaje, y lo más importante sirven como medio para motivar y sensibilizar mucho más que cualquier campaña propagandística.

Descripción

Lugar de Publicación

Auspiciador

Palabras clave

CALIDAD DE VIDA, CUIDADO MEDIO AMBIENTE, PARÁMETROS NECESIDADES VIVIENDA

Licencia

URL Licencia

Colecciones