South Park: El humor soez como crítica social.

Fecha

2010-12

Formato del documento

Tesis

ORCID Autor

Título de la revista

ISSN de la revista

Título del volumen

Editor

Universidad de Valparaíso

ISBN

ISSN

item.page.issne

item.page.doiurl

Departamento o Escuela

Escuela de Cine

Determinador

Recolector

Especie

Nota general

Resumen

En el contexto del medio televisivo norteamericano actual nada es muy sorprendente. A pesar de que esta industria vive bajo la norma moral de lo “políticamente correcto”, la televisión, y principalmente quienes la escriben y desarrollan artísticamente siempre buscan la forma de sobrepasar estas barreras y llenar ese mundillo de parodias, sátiras y muchas veces burla despiadada. Programas como Saturday Night Live1,que es sin duda el show televisivo más exitoso de todos los tiempos con más de treinta y cinco años al aire en horario prime, cumple con ser además el hogar de la sátira política, en que cada semana los actores más histriónicos representan el papel de los senadores, diputados e incluso al mismo presidente de acuerdo a como sea relevante en los acontecimientos de la semana, riéndose de sus gestos y manierismos, de sus palabras y forma física, poniéndolos en las situaciones más ridículas que puede ser, riéndose de los escándalos en los que se ven envueltos, como fue el caso del mismo Bill Clinton durante su mandato y todo el conflicto de Mónica Lewinsky, al igual que George W. Bush y su estupidez, de Al Gore y su ícono de “salvador del mundo”. También existen otros tipos de programas, los que ven la política desde adentro de forma más seria, como el drama The West Wing2, que hace una representación de todo el juego político desde dentro de la misma Casa Blanca, haciendo una fuerte crítica a todo el sistema, aunque también sirviendo como mirada interna a todo el funcionamiento de este mismo. Por otro lado está el humor puro y duro, soez y vulgar, abundante también en shows como Jackass3, que no es más que un grupo de veinteañeros que se golpean y hacen las estupideces más grandes en el nombre del humor, como lo es hacer un omelette… habiéndose tragado cada uno de los ingredientes para luego regurgitarlos y cocinarlos… para finalmente comerlos como un sano desayuno. Lo que es interesante de todo este comentario, es que muy a diferencia de lo que ocurre en la televisión chilena, la censura o las creencias morales en la televisión Norteamericana, no impiden que el producto se desarrolle, ya que podemos ver prácticamente las mismas temáticas abordadas en el cine en la pantalla chica4, pero con salvedades del léxico, principalmente cuidando las obscenidades, las que no abundan mucho realmente, ya que el discurso y la discusión siempre ha sido en base a eso, a que la censura se preocupa mucho del sexo y las palabras sucias, pero no del contenido… pero ¿Tendrá que preocuparse realmente del contenido? ¿Qué pasa si a una institución del Estado, comandada por el gobierno de turno, se le dan las atribuciones de censurar en base a contenido? ¿No es más peligroso aún?, Pues es cierto que nuestros hijos, o nosotros mismos, no aprendimos las palabrotas en el cine, las aprendimos de nuestros padres, de nuestros amigos y de tan solo vivir y salir a la calle a jugar, la televisión y el cine no son más que un espejo del mundo en que vivimos, y si en este mundo existe el sexo, las palabrotas, la violencia, la vulgaridad, lo grotesco y muchas cosas más, ¿Por qué no tendrían estas cosas que verse o estar en los productos televisivos o cinematográficos?. El problema debe radicar en que la gente que no soporta estos productos y que además mandan cartas y protestan en contra de estos5 y prohíbe a sus hijos a que los vean, no deben ser capaces de verse a sí mismos y además deben vivir en algún tipo de negación que les impide ver el mundo tal como es y solo quieren un sistema de entretención “sana”, es decir, ciega y sin ningún otro contenido, o sea, la sitcom que más abunda en la televisión. La comedia situacional, o Sitcom, es el producto que más abunda en la televisión Norteamericana, y no es un más que un “Teatro en Chilevisión” filmado a cuatro cámaras y con un nivel de guión mucho más elevado, pero que sin duda no es más que entretención blanda, que aunque no la desprecio, para nada, de hecho muchas de estas las disfruto con regularidad, siempre son más relevantes aquellas que son capaces de mezclar la comedia con el discurso crítico, como lo hacen por ejemplo “30 Rock”6, una hilarante comedia situacional, que a través de la blanda representación de los dramas y líos que se pueden armar dentro de la producción de un programa de televisión7, plantea, por debajo de esto, una burla, un tanto ácida y crítica, al sistema televisivo actual y por sobre todo al mundo empresarial y cómo este domina la industria artística, siendo un punto fuerte de risas el hecho de que NBC, el canal que transmite y produce TGS, el show ficticio sobre el que trabaja 30 Rock, no es más que una de las ramas de G.E.8, cosa que no es falsa, pero que llega a lo hilarante cuando se sabe que la compañía dueña de “G.E.” es “Sheinhardt Wigs”, una empresa ficticia de ¡pelucas!. De ahí nace el interés en hacer este estudio, que no es más que tomar la serie más vulgar y ofensiva que existe actualmente en la televisión Norteamericana, y además una de las que posee la crítica más ácida y directa a muchas de las facciones sociales, políticas y económicas, y descomponerla en sus elementos más relevantes y entender cómo el mensaje funciona dentro de tanta hilaridad y vulgaridad, y realmente ver si no se diluye entre tanta muerte grotesca. Para esto he tenido la dura misión de selección tan solo tres capítulos, en que cada una de represente uno de las facciones: • Sociedad: El episodio “About Last Night…” que cubre todo lo que ocurre con la población al momento en que Obama es elegido presidente. • Política: “Turd and Douche”, que trata sobre el concepto de votar. • Economía: “Margaritaville”, que aprovecha el asunto de la recesión económica para hacer un discurso sobre esta. Y digo que es una dura misión, porque a lo largo de los 14 años que la serie ha estado al aire prácticamente no hay tema que no hayan tocado: La pedofilia, la zoofilia, la necrofilia, abducciones extraterrestres, la muerte, el hambre en África, la navidad, el sexo, la masturbación, el sida, la invalidez, el comercialismo, la animación japonesa. Y eso es solo en las primeras temporadas. La selección fue complicada, sobre todo considerando el respeto que tengo por esta serie y principalmente por sus creadores Trey Parker y Matt Stone, quienes lograron crear un producto que yo considero digno de un análisis y una tesis. El asunto de esa selección, de el por qué solo tres, tiene que ver con el hecho de esos tres eran los temas que yo decidí abarcar, la política, la economía y la sociedad, y como South Park los retrata, y si bien, podría haber sacado el discurso de varios otros capítulos, eran estos los que más a fondo sentí que tratan cada tema. 1 Creado por Lorne Michaels en el año 1975. Michaels es uno de los productores más reconocidos de la comedia norteamericana, no necesariamente por su capacidad de hacer reír, sino por su capacidad de encontrar a aquellos que hacen reír y ponerlos juntos a trabajar, 2 Creado por Aaron Sorkin, en el año 1999. Vale mencionar que Sorkin creó también una gran serie que duró tan solo una temporada, “Studio 60 on the sunset strip” en el año 2006, una mezcla entre comedia y drama que retraba los entretelones de un programa muy al estilo de “Saturday Night Live”. También es el guionista de la aclamada película del director David Fincher “The Social Network” (2010) 3 Show ícono de la cadena MTV, creado en el año 2000 por Johnny Knoxville y Spike Jonze, conocidísimo director de video clips que luego pasó al cine con cintas tan espectaculares como “Who wants to be John Malkovich?”, “The eternal sunshine of the spotless mind” o “Where the wild things are”, filmes que contrarían mucho con lo que Jackass plantea, ya que están llenos de profundidad emocional y por sobre todo de una calidad técnica notable. 4 Aunque cada vez más grande con aquellos monstruosos LCD de 60 pulgadas y más que están poblando el mundo. 5 Muy común ver que en Estados Unidos a madres y organizaciones religiosas protestar y armar grupos contra el contenido en la televisión, por un cuidado moral de nuestros hijos, mientras sin embargo no hacen tal para la opresión económica que los gobierna y la pésima calidad que actualmente tienen sus sistemas de salud y escolar. 6 Creada por una ex guionista de Saturday Night Live, Tina Fey en el 2006. 7 Ya que 30 Rock plantea la misma temática que “Studio 60”, hacer un show, esta vez en comedia pura, sobre los entretelones de un programa al estilo de Saturday Night Live. 8 General Electric, una compañía que se inició hace muchos años en el mundo de los electrodomésticos.

Descripción

Lugar de Publicación

Auspiciador

Palabras clave

DISCUSIÓN, CRÍTICA SOCIO-POLÍTICA, ANÁLISIS ELEMENTOS NARRATIVOS, SERIE ANIMADA ESTADOUNIDENSE

Licencia

URL Licencia

Colecciones