La estrategia del cine de Hollywood para influir en los hábitos de consumo en Chile 1930 – 1950.

Fecha

2014

Profesor Guía

Formato del documento

Tesis

ORCID Autor

Título de la revista

ISSN de la revista

Título del volumen

Editor

Universidad de Valparaíso

ISBN

ISSN

item.page.issne

item.page.doiurl

Departamento o Escuela

Escuela de Cine

Determinador

Recolector

Especie

Nota general

Resumen

El cine tempranamente se ha convertido en un medio de entretenimiento fantástico y popular, tanto que, a pesar de su antigüedad, sigue vigente y presente en la vida de todo ser humano. Muchas veces ha sido entendido como un medio de expresión artística, otras como medio de comunicación o difusor de ideologías de los grupos en el poder, o simplemente como una industria. Ningún otro invento como el cine ha incidido tanto en la vida de los hombres del siglo XX, al menos en lo que se refiere al ejercicio de imaginar, de provocar sueños y deseos colectivos, o acceder a los pensamientos y a las ideas de otros, a las fantasías y reflexiones propias y ajenas. La luz del cine alumbró el paso a la creatividad y a la sensibilidad hacia un caudal generoso: el poder de perpetuarse en el tiempo. (Lara: 1). El cinematógrafo de los hermanos Lumière, tenía como antecedente el kinetoscopio de Thomas Edison. Ellos consiguieron fabricar una cámara más portátil y funcional a partir del mismo artefacto, que registraba imágenes en movimiento, aunque no era capaz de reproducirlas. Si bien es cierto los hermanos Lumière nunca tuvieron confianza en las posibilidades técnicas y artísticas de su invento, empezaron a notar que estas proyecciones empezaban a convocar a un número de espectadores cada vez mayor. El cine se convirtió en un espectáculo de feria económico y popular. Pero con el paso del tiempo comenzó a dejar de verse sólo como eso, así fue como ciertos intelectuales empezaban a reivindicar el cine como un arte. A partir de 1910 comienzan a producirse en Europa películas de mayor duración y más calidad. Mientras, en Estados Unidos iniciaban los primeros estudios cinematográficos con una fuerte vocación industrial. Pronto se vio que el grado de aceptación del cine por parte del público era económicamente rentable para la formación de una industria. Aunque hoy hablemos del cine europeo como un cine de autor y de un cine norteamericano centrado en los aspectos comerciales, la verdad es que ambos lugares pronto enfocaron el cine como un negocio. El cine nació con una pronta vocación industrial, que se concretó rápidamente en la creación de diferentes empresas productoras con la intención de rentabilizarlo. Esta visión del cine como un producto rentable contribuyó a la realización de cada vez más películas con mayor inversión, haciendo avanzar el lenguaje cinematográfico en busca de la innovación, ya que el público demandaba en forma constante mejores historias. Todo ello animaba a las empresas productoras a invertir una y otra vez fuertemente en esta industria cinematográfica. En esta búsqueda de sacar siempre el máximo provecho al negocio del cine, Hollywood empezó a ocupar diversas estrategias con fines comerciales, las cuales permitieran mantenerse y expandirse buscando tener la menor competencia posible. En este texto me voy a centrar en la estrategia empleada por la poderosa industria de Hollywood, la cual desde un principio se conforma entorno a unas pocas sociedades las cuales concentrarán la producción, distribución y exhibición de las películas expandiéndose por el mundo con el fin de conseguir rentabilizar al máximo su inversión. El cine por su cercanía con las masas es reconocido como una herramienta de comunicación influyente. El potencial comunicacional que las películas poseen adquiere un gran valor, ya que posee la capacidad de actuar de una manera indirecta a la hora de transmitir un discurso. Esto ha motivado no sólo a realizadores cinematográficos, sino que también a entidades como los propios gobiernos de una nación a utilizarlo en la búsqueda de transmitir sus mensajes e incluso sus ideologías a través de este medio. Lo interesante, es que mediante el cine es el propio espectador el que accede a recibir estos mensajes y de acuerdo a su propia experiencia sumada a un proceso cognitivo luego de ver las imágenes agrupadas, realiza su propia lectura respecto a lo que cree se le quiere transmitir. En Chile al igual que en otros países latinoamericanos, el cine de Hollywood no sólo ha sido muy accesible y difundido, sino que, además, ha sido un referente en cuanto a modas y tendencias altamente influyentes. Su entrada en nuestra sociedad parece no ser producto de hechos fortuitos, sino que tiene una figura la cual es evidentemente premeditada. Cada film no sólo es una historia, sino que además viene con una carga ideológica implícita o explícita que en ocasiones es muy evidente. En la presente investigación concretamente, se busca exponer que la influencia del cine de Hollywood en los hábitos de consumo en Chile, no es un hecho fortuito, sino que responde a una estrategia evidente de neocolonialismo realizada en forma metódica y en base a diversas estrategias. El autor Efraín Jovel Reyes, en su investigación, define el neocolonialismo de la siguiente manera: El imperialismo, como práctica, data de mucho tiempo entre las culturas del planeta y en sus variantes como el cultural, el colonialismo, neocolonialismo y otras en sus varias expresiones y configuraciones. Desde la segunda guerra mundial, se le ha asociado con el anhelo estadounidense de minar el anterior sistema colonial europeo y sustituirlo por un nuevo grupo de regímenes que son, formalmente, independientes; pero de hecho inclinados económica y políticamente hacia Estados Unidos de América (EUA). Aquel sistema imperial se describió como neo-colonialismo, donde los líderes locales eran (o son) vistos como administradores del Estado, al servicio de las empresas transnacionales (ET) y bancos estadounidenses. (6). Si bien es cierto, este ejercicio del neocolonialismo, se da en la actualidad también en países como Chile, por medio de tratados internacionales, que buscan introducir políticas que nos podrían afectar en aspectos como nuestra cultura, esta investigación se va a centrar entre los años 1930 y 1950. Esto debido a que entre estos años se marca el inicio de una política por parte de Estados Unidos de expandir un imperio cultural a través del mundo, evidencias que mostraré en este texto.

Descripción

Lugar de Publicación

Auspiciador

Palabras clave

INFLUENCIA CINE HOLLYWOODENSE, HÁBITOS CONSUMO CHILENO, CULTURA DEL CINE

Licencia

URL Licencia

Colecciones