El director de arte y su estilo en las realizaciones cinematográficas: Hugo Trípodi.

Fecha

2010-03

Formato del documento

Tesis

ORCID Autor

Título de la revista

ISSN de la revista

Título del volumen

Editor

Universidad de Valparaíso

ISBN

ISSN

item.page.issne

item.page.doiurl

Departamento o Escuela

Escuela de Cine

Determinador

Recolector

Especie

Nota general

Resumen

“Desde que Louis Lumière realizó uno de los primeros filmes de ficción conocidos, El Regador Regado (o El jardinero regado), en 1896, en el que utilizó para este fin una huerta –escenario o decorado-, un delantal y un sombrero para el hortelano –vestuario- y un accesorio indispensable como recurso dramático: una manguera –atrezzo-, se hizo necesaria para el cine de ficción la dirección artística, sin cuyos elementos no habría filme, ni historia, ni público, ni éxito”. George Sadoul. Les Maravilles du cinéma. Es sabido que la dirección de arte es uno de los pilares fundamentales al hablar de una buena o mala película. Los diversos festivales de cine que existen a nivel nacional e internacional, avalan lo mencionado, al premiar todos los años a diversos directores de arte que destacan su trabajo por sobre otros en distintos aspectos. A partir de esto, ha surgido la idea de investigar sobre el estilo propio de un director de arte, independiente del género y/o director con quien trabajen, es probable que pueda existir una delgada línea que nos guíe por un estilo propio que se vea impregnado en todas y cada una de las obras en las que ha participado. Sin embargo, al hablar del resto del mundo que está desvinculado de estos medios como festivales y muestras, nos encontramos con una realidad devastadora ya que, según los comentarios recogidos de variados e importantes directores de arte, existe claramente una falta de consideración sobre la creatividad y la autoridad del director de arte, esto se propaga no sólo a los espectadores, que lógicamente, ignoran en su mayoría funciones de la dirección artística, sino a gran parte de los críticos que directamente influyen en ellos, que ni siquiera mencionan esta especialidad, fundamenten en el cine de ficción, ya sea para bien o para mal, en las fichas técnicas de las películas que comentan y también a periodistas supuestamente especializados que o confunden los roles de las especialidades cinematográficas o se expresan mal, contribuyendo a que el público se confunda también. La motivación me lleva a proponer como tesis el tema del estilo en el director de arte, que se va generando a medida que observo, analizo y pienso el área de la dirección de arte, no tanto como un concepto sino como un oficio. Dentro de la problemática del estilo propio en el director de arte, llama la atención en particular el trabajo de Hugo Trípodi, director de arte argentino, quien ha consagrado su carrera en la cinematografía chilena. Se vuelve interesante que un director de arte trasandino sea capaz de plasmar en imágenes, en la puesta en escena, detalles tan pequeños que engrandecen la posibilidad de vislumbrar la identidad de nuestro país, detalles que muy pocos directores de arte chilenos han podido conseguir demostrar ante las cámaras, estando en las mismas precarias condiciones de cualquier producción nacional. Trípodi, logró fascinarme por aspectos que no percibí del resto. Un carácter tranquilo, introvertido, que se conjuga muy bien con su silenciosa laboriosidad casi imperceptible durante la preproducción, contrapuesto a la monumental puesta en escena, donde se aprecia cada detalle que deja entrever la identidad del país, sin descuidar por su puesto el carácter dramático propiamente tal que debe tener cada elemento montado. Por razones ajenas a este trabajo de investigación, he visto todas las películas en las que él se ha desempeñado como director de arte y en todas percibí esa intimidad del ser chileno. La metodología para realizar esta investigación es el visionado de 3 películas chilenas en las que ha trabado Trípodi, encontrando los recursos estilísticos estéticos que utiliza, así como el patrón estético que pueda estar presente. El análisis de su metodología de trabajo a través de entrevistas al Hugo Trípodi, a los asistentes que ha tenido y a los Directores para los que ha trabajado, así como la investigación de su proceso creativo por medio de libros de arte, material gráfico y fotografías referenciales propias que pueda utilizar en cada film. Para el desarrollo de la tesis se establecen parámetros de los conceptos que abarcan el rol del Director de Arte, la puesta en escena y sus componentes y el término “estilo”. El desarrollo de la investigación es segmentado por el campo en el que Trípodi se desenvuelve con mayor propiedad: la ambientación y el vestuario. Se espera que con el análisis se llegue a encontrar algún patrón estético, alusivo a un estilo, independiente de cada director de los filmes respectivos. Se hace necesario otorgar identidad al film, no sólo identidad autoral, sino también identidad estética que no necesariamente sea atribuible al “gran director” sino más bien al director de arte, aquel que finalmente otorga el poder estético identitario, dejando en el aire una pincelada de sentimientos plasmados en la imagen. No pretendo con esto dejar pasar desapercibido el hecho de que autores potentes como Almodóvar, Tim Burton o nuestro compatriota Nicolás López son realizadores que abarcan de manera global la estética propuesta para sus filmes. Es sabido y comprobado que ellos imparten con su estilo propio la creación estética de sus espacios. Sin embargo hay un grupo no menor de directores de arte que son buscados y elegidos específicamente por “su mano”, por su punto de vista frente a la vida y frente a la imagen que ven en ella. Sólo por este motivo es importante reconocerlos y demostrar su aporte complementario a la cinematografía.

Descripción

Lugar de Publicación

Auspiciador

Palabras clave

DISEÑO ARTÍSTICO, DIRECCIÓN, RECURSOS ESTILÍSTICOS /ESTÉTICOS, ASPECTOS HISTÓRICOS/CULTURALES

Licencia

URL Licencia

Colecciones