Sistema de Diseño inclusivo para el aprendizaje y promoción de la lengua de señas Chilena en niños Sordos y padres oyentes.

Fecha

2012

Formato del documento

Tesis

ORCID Autor

Título de la revista

ISSN de la revista

Título del volumen

Editor

Universidad de Valparaíso

ISBN

ISSN

item.page.issne

item.page.doiurl

Departamento o Escuela

Escuela de Diseno

Determinador

Recolector

Especie

Nota general

Resumen

En la publicación Deficiencias Sensoriales, Dick Sobsey y Enid G. Wolf-Schein, afirman que “la mayoría de las personas que ven y oyen sin dificultad no podrían imaginar la vida sin estas habilidades. La visión y la audición, son vitales para sobrevivir, para la salud y para la calidad de vida”. Lo recién expuesto queda en evidencia día tras día simplemente al realizar todas las tareas cotidianas. En la mañana, generalmente, se escucha la alarma que indica que es hora de levantarse, inmediatamente se enciende la luz de la habitación para ver donde esta cada cosa, los zapatos, la ropa, la puerta, las llaves, el maletín; en el desayuno es bastante común informarse de lo que sucede en el país y el mundo a través de los noticiarios, viendo la televisión o escuchando las noticias. Así el día continúa con actividades como tomar locomoción, trabajar, comer algo en el almuerzo, ir de compras al supermercado o alguna tienda por algún artículo que se necesita o desea, y la vida transcurre “normalmente”, sin meditar en la importancia de los sentidos que permiten la comprensión que se tiene del medio. Sin embargo, existe otra realidad: enfrentar la vida sin los sentidos de la visión o la audición, ya sea por discapacidad congénita o adquirida en algún momento de la vida . Dick Sobsey y Enid G. Wolf-Schein, luego de la afirmación antes citada, mencionan que “Con la pérdida de uno solo de esos sentidos, la movilidad, la comunicación y el aprendizaje resultan mucho más difíciles. Cuando ambos sentidos están dañados o se presentan discapacidades adicionales, y no somos capaces de utilizar alternativas funcionales, todos los aspectos de la vida se ven afectados.” Esto queda de manifiesto aún más cuando ocurren sucesos imprevistos y graves, como por ejemplo, un desastre natural tal como el ocurrido en nuestro país el 27 de febrero de 2010. ¿Qué haríamos en tales circunstancias si estuviéramos incapacitados para ver y/o escuchar producto de una discapacidad sensorial? La respuesta a esta pregunta es clara y muestra la realidad a la que se enfrentan millones de personas que sufren de algún tipo de discapacidad, como la de tipo sensorial. Parte de esta realidad, nos muestra además que aquellas personas que padecen de alguna de estas discapacidades sensoriales han dejado de ser un grupo “silencioso”, apartado, sin opinión o de poca relevancia. Hoy se denominan como una sociedad propia con antecedentes culturales únicos. Un ejemplo vivo de esto es lo que ocurre en Chile con los discapacitados auditivos. Hace años dejaron de ser sordos. Hoy son Sordos con mayúscula y en su colectivo conforman la Cultura Sorda. Sin embargo, pese a la seguridad que sienten en cuanto a su identidad, la Cultura Sorda es poco popular entre quienes se denominan “normales”, entre otras cosas, por la poca empatía que se genera al no conocer esta clase de discapacidad y también por la escasez de oportunidades para entenderla. En vista de esto, desde el punto de vista del Diseño ¿Es posible abrir las puertas de la Cultura Sorda a la Sociedad Oyente en Chile? A nivel internacional, no es difícil encontrarnos con casos en el que el Diseño ha logrado crear un puente comunicacional entre ambas partes. A este respecto la utilización de la lengua de señas como base de dichos proyectos ha sido fundamental para lograr su objetivo. Además, las herramientas de nuevas plataformas que constantemente nos entrega el avance de la tecnología, ha permitido el libre acceso a la información en cuanto a esta materia, facilitando el aprendizaje de quienes están interesados en la lengua antes mencionada, la lengua de señas. Lamentablemente, por cuestiones lingüísticas, las respuestas de diseño internacionales que existen no son aplicables en nuestro país, y producto de ello existe un vacío -que vagamente se ha ido llenando- en cuanto a material disponible para el aprendizaje de la lengua de señas Chilena. La importancia de la existencia de dicho material se hace patente, más aún en familias que cuentan con integrantes Sordos, específicamente en padres oyentes que asustados, y en muchos casos paralizados, no saben qué hacer para comunicarse con sus hijos Sordos. Y como consecuencia, los obligan a abandonar la que debería ser su lengua materna, la lengua de señas Chilena. Este último aspecto resulta preocupante, si lo sumamos al hecho de que solo el 2,5% de los sordos de Chile utilizan este lenguaje para comunicarse. Todo lo anterior se resume en una pregunta ¿Cómo lograr potenciar esta lengua y junto con ella, la identidad Sorda Chilena con el fin de que no se pierda?

Descripción

Lugar de Publicación

Auspiciador

Palabras clave

SISTEMA MATERIAL DIDÁCTICO, INTEGRACIÓN PERSONAS SORDAS, COMUNICACIÓN ACCESIBLE, APRENDIZAJE

Licencia

URL Licencia

Colecciones